Actualmente, la tecnología como tratamiento para la demencia senil ha tenido grandes avances y contribuciones. El desarrollo de las distintas aplicaciones electrónicas y los estudios que se han logrado en este campo, han dado lugar a brillantes soluciones para mejorar la vida de nuestros mayores.

Gracias a esto, se pondrá ofrecer ayuda de forma directa o indirecta. Por un lado, con los programas de comunicación y de teleasistencia y, por otro, con las actividades TIC que ayudan a mantener su cerebro activo en todo momento.

La tecnología como tratamiento para la demencia senil: ¿cómo afecta?

Son muchos los equipos que trabajan para conseguir que las personas que se ven afectadas tengan apoyos externos que les permitan mantener, en la manera de lo posible, su autonomía.

Conseguir esto es de vital importancia para que, psicológicamente, sigan creciendo y queriéndose enfrentar a los obstáculos diarios con ganas y energía. Esto, sin duda, mejora las condiciones de vida de estas personas.

Tecnología como tratamiento para la demencia senil

¿Cómo podría ayudar la tecnología en estas circunstancias?

Aplicaciones que estimulen la memoria y la actividad cerebral

Este tipo de actividades pueden ayudar contra el deterioro cognitivo. Las ventajas de mantenerse mentalmente activo repercuten en lo que se considera el envejecimiento del cerebro.

Además, sentirnos capaces de resolver problemas afecta a la propia autoestima.

Dispositivos geolocalizados

Los cuidadores y familiares de personas con deterioro cognitivo o demencia podrán estar más tranquilos y seguros, sabiendo reconocer dónde se encuentran los pacientes en cada momento. Además, no solo tendrán estos datos, también podrán activar un detector de caídas, de falta de movimiento o un localizador de zonas seguras que les permitan conocer los distintos obstáculos que puede haber alrededor.

Calendarios y recordatorios

Desde el propio teléfono se puede acceder rápidamente a un calendario en donde destaquemos las fechas importantes. Recordatorios como citas personales, horarios para la toma de medicación u otros eventos importantes pueden ser añadidos con facilidad.

Esto supone una gran ventaja tanto para los pacientes como para las personas que se encuentran alrededor de ellos, consiguiendo que sigan con normalidad su día a día.

Facilitar el mañana

La tecnología como tratamiento para la demencia senil puede utilizarse desde antes de que comiencen a aparecer los síntomas. Muchos expertos dicen que algunas enfermedades neurodivergentes comienzan a mostrarse hasta una década antes de su aparición. Por ello, es importante ejercitar el cerebro todo lo que podamos para mantenernos activos, alerta. Así, conseguiremos retrasar su envejecimiento.